G4-34

Banderas de Europa, Andalucía y España

La Gobernanza de nuestros Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío viene marcada por un compromiso firme con la Ciudadanía andaluza, tanto con su salud como con su desarrollo individual y colectivo, que genera una motivación de mejora continua en la atención sanitaria de aquella y de su población de referencia.

Nuestro modelo organizativo de Gestión Clínica, basado en la participación directa de los Profesionales en la gestión de los recursos utilizados en su propia práctica clínica, junto a la implicación de estos en la formación, investigación y excelencia es la herramienta que nos permite ofrecer los mejores servicios sanitarios públicos, una Asistencia Sanitaria de calidad. Todo ello  basado en la accesibilidad, equidad, satisfacción y transparencia como leitmotiv de estos centros sanitarios.

La gestión del Hospital está realizada en base a una serie de instrumentos que lo guían y aseguran el buen funcionamiento del mismo.

  • El Contrato Programa marca las líneas y objetivos a seguir para garantizar la eficiencia y la eficacia en la gestión. A través del mismo se establece la dinámica de relaciones del Servicio Andaluz de Salud (SAS) con sus centros. Este documento, que está firmado con la Dirección Gerencia del SAS, contempla los objetivos, actividades, metodología y recursos con los que cuenta el Hospital para llevar a cabo sus fines, que no son otros que la Promoción de la Salud y la Asistencia Sanitaria.
  • El Acuerdo de Gestión Clínica es un documento subscrito por la Dirección de cada Unidad de Gestión y la Dirección Gerencia del Hospital. Las unidades de gestión clínica constituyen un modelo organizativo que permite incorporar a los profesionales en la gestión de los recursos utilizados en su propia práctica clínica.
  • En el AGC se determinan los recursos directamente asignados a cada unidad de gestión y sus objetivos, tanto asistenciales como formativos, docentes, de I+D+i, presupuestarios y de cualquier otra índole que esté en relación con el Contrato Programa del centro y como herramienta para la descentralización del mismo.
  • Tanto el Contrato Programa de los centros como los Acuerdos de Gestión de las unidades de gestión clínica, se basan en un conjunto de valores y están dirigidos a asegurar a la ciudadanía una atención sanitaria integral y de calidad.

En virtud del Acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía de 26 de enero de 1993, los centros Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío del Servicio Andaluz de Salud (SAS) están sometidos al control financiero permanente previsto en las Instrucción 8/2003 (modificada por las Instrucciones 8/2004, 9/2012 y 1/2014) de la Intervención General de la Junta de Andalucía, que regula el ejercicio de los sistemas de control previstos en el artículo 94 del Texto Refundido de la Ley General de la Hacienda Pública de la Junta de Andalucía, así como los centros del SAS en los que se implantan. Entre dichos sistemas figura la realización de un control de cumplimiento de la legalidad en los procedimientos de gestión, actos y operaciones de contenido económico.

Por la correspondiente Intervención del SAS, se efectúa un control permanente de cumplimiento de la legalidad, de acuerdo con el programa de trabajo y alcance de las comprobaciones aprobado por la Intervención General de la Junta de Andalucía para el año 2016, emitiéndose los correspondientes informes.

Desde el punto de vista contable y presupuestario, es de aplicación a los hospitales el Sistema de Gestión Integral de Recursos Organizativos de la Administración de Junta de Andalucía y sus entidades instrumentales GIRO, implantado por Orden de 17 de diciembre de 2014, de la Consejería de Economía y Administración Pública. 

Las herramientas disciplinarias están reguladas en el capítulo XII Del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud (Ley 55/2003, de 16 de diciembre) y en el Reglamento del Régimen Disciplinario de los funcionarios de la Administración del Estado (Real Decreto 33/1986, de 10 de enero), por el que se aprueba el Reglamento de Régimen Disciplinario de los Funcionarios de la Administración del Estado.

La Dirección Gerencias de cada uno de los hospitales, Virgen Macarena y Virgen del Rocío, por delegación de competencias de la Dirección General de Profesionales del Servicio Andaluz de Salud, puede abrir expedientes disciplinarios por las infracciones administrativas que cometan los profesionales en el ejercicio de su cargo.

Asimismo, recibida comunicación o denuncia sobre hechos que pudieran ser constitutivos de faltas disciplinarias, la Dirección Gerencia podrá ordenar la apertura de una información reservada que servirá para esclarecer o investigar algunas cuestiones previas. Una vez finalizada la información reservada, esta decidirá si procede la apertura de procedimientos disciplinarios o el archivo de las actuaciones.

La participación activa de la Ciudadanía en los centros hospitalarios es esencial para que se puedan dar las garantías necesarias en el cumplimiento de sus derechos.

La creación de la comisión de expertos de Participación Ciudadana, que actúa conjuntamente con las unidades de gestión clínica, aún sin carácter de órgano administrativo, es una herramienta principal para la planificación de la participación ciudadana a nivel de Centro y para su Plan de Participación Ciudadana como instrumento donde se concretan las acciones para que la participación de los pacientes, y la ciudadanía en general, sea efectiva y real en cada uno de los centros del SAS.

La Comisión de Participación Ciudadana intercentros es otro instrumento por el cual una representación de la ciudadanía puede mantener abiertos; las vías y canales de comunicación, tales como las encuestas de satisfacción, las sugerencias, quejas y reclamaciones, el contacto directo con los profesionales de atención ciudadana, etc.  que hacen que el compromiso del Hospital para con todos se vea reforzado día a día.

Además de los deberes propios para una buena convivencia, la Ciudadanía tiene unos derechos establecidos en la Carta de Derechos y Deberes de los ciudadanos en los servicios sanitarios públicos de Andalucía.

Y es el Servicio de Atención a la Ciudadanía el que se encarga de recoger las Sugerencias, Quejas y Reclamaciones, SQ y R, y de dar respuesta efectiva a la mayor brevedad posible.

Para ello, los canales de comunicación pueden ser tanto por la vía presencial, en los puntos de Atención a la Ciudadanía, como en cualquier oficina de registro de la Comunidad Autónoma de Andalucía, de la Administración General del Estado o de otras comunidades autónomas. 

Este sistema garantiza una comunicación con este Grupo de Interés muy valiosa ya que, al mismo tiempo que sirve para solucionar las incidencias, lo hace también para detectar las áreas de mejora.