G4 - 1 , 32829 y 30

 

Bienvenidos. Como Directores Gerentes del Hospital Universitario Virgen Macarena y del Hospital Universitario Virgen del Rocío, nos gustaría saludar a todos cuantos se acerquen a visitar nuestra Memoria correspondiente al año 2016.

Un riguroso manual, elaborado con humildad por nosotros, los profesionales, donde damos a conocer a todos la actividad que se ha producido en Asistencia Sanitaria, Docencia, Investigación, Desarrollo, Innovación y Servicios. En estas páginas también rendimos cuentas, trabajamos para conseguir una serie de objetivos fundamentales que nos marcamos y por los que nos movemos, lo que nos lleva a todos a estar aquí día a día, haciendo lo que mejor sabemos hacer: ofrecerles una asistencia sanitaria de máxima calidad.

El modelo de Gestión Clínica constituye el núcleo de gobernanza de nuestros centros hospitalarios. Se cimenta en la excelencia asistencial, profesional e investigadora, junto a la participación de los Profesionales, que es nuestro grupo de interés fundamental.

La Ciudadanía, vosotros, sois nuestro grupo de interés principal, dentro del modelo de Responsabilidad Social Corporativa en el que actuamos. Por ello, apostamos por ser centros sanitarios comunicativos, accesibles, confortables, abiertos, transparentes, comprometidos; la humanización es la brújula que nos debe guiar. Seguimos tomando muy en cuenta las preocupaciones que nos mostráis, trabajamos en la línea de mejora continua, incorporando modelos innovadores y herramientas que nos permitan responder a todas las inquietudes.

Esta Memoria, que será la que cierre el periodo de confluencia que ha existido entre ambos hospitales, Macarena y Rocío, deja constancia del trabajo realizado, del esfuerzo de sus profesionales por alcanzar la excelencia y del compromiso adquirido con nuestros grupos de interés. Por ello, nos gustaría dar las gracias a todos cuantos han hecho posible este trabajo conjunto.

Continuamos. Cada centro con sus puntos fuertes, con profesionales que van avanzando y van construyendo a su modo hospitales que en si mismos son referentes, no sólo en la ciudad de Sevilla, sino en la Comunidad Autónoma y en el resto de España. Reconocidos por el Sistema Nacional de Salud mediante los Centros, Servicios y Unidades de Referencia (CSUR), que se designan para derivar a Sevilla a cualquier español con un problema de salud complejo o poco frecuente para el que nuestros profesionales han demostrado lograr buenos resultados en su manejo. Y también, dentro de las redes europeas de colaboración para la investigación en las que participamos generando conocimiento, proponiendo estrategias, compartiendo salud.

Así, y aunque este año 2017 ha comenzado orientando sus pasos hacia dos caminos con un futuro propio, no estará exento de la colaboración con otros centros sanitarios para proporcionar los mejores servicios y asistencia a la ciudadanía. Seguiremos trabajando por y para vosotros, a través de las comisiones de Participación Ciudadana, de Calidad Asistencial, de Investigación, llenando las aulas con las ilusiones de nuestros nuevos alumnos universitarios y los especialistas internos residentes que nos eligen para completar su formación especializada. Y, por supuesto, poniendo el corazón en cuanto emprendamos y elevando la Asistencia Sanitaria a los niveles de excelencia que la población precisa.

Gracias y bienvenidos

     

Firma Antonio Castro Gerente

Antonio Castro Torres 

Director Gerente

Hospital Universitario Virgen Macarena

 

m.romero

Manuel Romero Gómez

Director Gerente

Hospital Universitario Virgen del Rocío

 

 

historia evol

G4 - 2

Tanto el Hospital Universitario Virgen Macarena como el Hospital Universitario Virgen del Rocío continúan a lo largo del 2016 identificando cuáles son los riesgos de la organización y cuáles las herramientas disponibles que tienen a su disposición para ofrecer una asistencia sanitaria de calidad en base a parámetros de sostenibilidad y respeto a sus Grupos de Interés. 

Actualmente, el panorama socioeconómico hace que el sistema sanitario público continúe en riesgo evidente en cuanto a la perdida de talentos profesionales, debido al cumplimento de las normas estatales de adecuación al déficit publico. Esto hace que disminuya el número de aquéllos que se podrían incorporar a la organización, que se suma a la falta de mejoras de las condiciones laborales de los jóvenes profesionales ya existentes, de reciente incorporación. En un futuro próximo esta situación avocará a un escenario asistencial donde podremos encontrarnos con un salto generacional no representado, que pondría en riesgo la trasferencia del conocimiento asociado a la experiencia. 

El entorno del desarrollo profesional ha cambiado y donde antes se expandía al ámbito nacional, ahora se extiende y busca oportunidades fuera del país. Nuestra esperanza es que estos perfiles profesionales retornen al sistema sanitario público con otra edad o expectativas profesionales, aportando en un segundo tiempo un nivel de conocimientos y amplia experiencia muy enriquecedora. 

La población observa como amenaza la evolución de las listas de espera quirúrgicas, cuya tendencia durante el 2015 y 2016 ha sido de mejora en los tiempos de espera de los ciudadanos, aunque aún siguen existiendo áreas susceptibles de optimización. Es previsible que en los próximos años la propensión de disminución de esperas continúe, siendo posible en breve tiempo que la situación en términos globales sea similar a la del inicio de la crisis.

El hecho de que los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío mantengan una cartera de servicios en su máximo nivel de complejidad, conlleva un riesgo evidente en la organización sanitaria debido a la creciente incorporación de nuevas tecnologías y la sostenibilidad del sistema. 

Las dificultades presupuestarias no han sido, en si mismas, limitantes del desarrollo e implantación de nuevas tecnologías, tanto en dispositivos como en fármacos; son estos otros factores, gracias al compromiso de los profesionales mediante la práctica clínica, los que han logrado equilibrar el gasto de determinados productos. Este hecho nos ha permito generar márgenes para afrontar estos retos, aunque no sin dificultades. 

El Sistema Sanitario Público Andaluz, SSPA, debe prepararse para afrontar el incremento de la esperanza de vida al nacer y para las enfermedades emergentes. La posición de centros sanitarios de referencia y excelencia nos pide que tengamos el máximo nivel de conocimiento, gestión y organización para aplicarlo y dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía. 

Somos conscientes por tanto de que no sólo existen riesgos debido a la cronicidad de las enfermedades sino que, además, asistimos a un cambio de perfil de paciente. Éste posee mayor nivel de formación y un compromiso creciente en la toma de decisiones de su plan de tratamiento y abordaje del mismo. Esto obliga a ofrecer una asistencia hospitalaria que continúe implicándose en la prevención de las enfermedades que, aunque corresponda a la atención primaria, la atención hospitalaria debe cooperar en algunos aspectos. La actual lucha contra el estigma en la salud mental y la expedición de fármacos al paciente ambulatorio en el ámbito hospitalario son ejemplos de este extremo. 

El actual contexto sanitario, donde asistimos a un mayor envejecimiento y cronicidad de la población sanitaria, va a originar un crecimiento de la demanda de atención urgente. Desde el SSPA se desarrollan actuaciones permanentemente mediante el Plan Andaluz de Urgencias, a las que se suman las actuaciones internas con importante participación profesional. Esto ha permitido, de manera global, una mejora en las áreas de urgencias de los dos centros que evidenciamos con diferentes indicadores, entre ellos, el tiempo de espera de cama de hospitalización y acceso al área de observación. 

La situación financiera ha evolucionado de manera satisfactoria, entre otros aspectos, gracias al desarrollo de la compra pública normalizada, manteniendo la calidad en las adquisiciones de productos y servicios gracias a los profesionales que participan, y obteniendo márgenes por agregación de productos y economía de escala.

 

 

 

G4-22, 23 y 31  

La Memoria 2016 del Hospital Universitario Virgen Macarena y del Hospital Universitario Virgen del Rocío está orientada con enfoque de sostenibilidad conforme a los requisitos establecidos en la “Guía para la Elaboración de Memorias de Sostenibilidad” definida por Global Reporting Initiative, GRI versión G4, como manifestación explicita del compromiso de los Hospitales con la transparencia, la rendición de cuentas y la Responsabilidad Social.