caliEn el ámbito de la salud pública, la calidad se refiere a la manera de ofrecer los mejores beneficios con el menor riesgo posible de salud y a la mayor cantidad de personas.  

En los Planes de Salud (PAS), a lo largo de este tiempo, se ha impulsado la modernización y desarrollado de los servicios sanitarios, sin olvidar la universalidad de la atención de activos y residentes, su carácter y cobertura pública, y  la Calidad como eje central. 

El Programa de la Consejería de Salud marca en la actualidad que la Salud Pública se oriente a mejorar la salud de la población en su conjunto y a desarrollar estrategias que consoliden la cultura de Calidad en la asistencia sanitaria. 

El planteamiento implica poner en valor el Sistema Sanitario Público de Andalucía y establecer una alianza con sus profesionales para que sean protagonistas de esa atención sanitaria de calidad y se realce el valor de lo público. Finalmente, se compromete a potenciar la investigación, la innovación y la incorporación rápida y equitativa de las tecnologías que demuestren, con evidencias suficientes, su efectividad. 

Dando continuidad a la estrategia de Salud implementada en Andalucía, se debe hacer una mención expresa al impulso de la gestión de la calidad en la asistencia sanitaria.  

En la línea de la estrategia de calidad desarrollada en los últimos años, el Plan de Calidad actualmente en vigor, plantea un proyecto de confluencia entre los tres escenarios estratégicos de actuación: el de la ciudadanía, el de los profesionales y el de la propia organización sanitaria como espacio integrador de confluencia. 

El objetivo principal de la Unidad de Calidad es desarrollar las actividades necesarias para la gestión de la calidad en el proyecto conjunto HUVM-VR, profundizando en la unificación de actuaciones, sin olvidar las peculiaridades que ambos centros tienen, orientando siempre el trabajo a la mejora continua de la calidad asistencial prestada a la ciudadanía. Por tanto, se consolida la Unidad de Calidad como órgano transversal dependiente de la Dirección Gerencia de los HUVM-VR, cuyas líneas de actuación se definen por la Gerencia única de los hospitales y sus actividades se desarrollan en colaboración estrecha con la Dirección Asistencial, Médica y de Enfermería de ambos centros.

La Cartera de Servicios a desarrollar por la Unidad de Calidad de los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío en colaboración con los grupos previamente reflejados incluye Actividades programadas y Actividades a demanda.

Las Comisiones Clínicas son órganos participativos asesores de la Dirección en aspectos relacionados con la Calidad Asistencial.

De acuerdo con el procedimiento habitual de gestión de las Comisiones Clínicas, todas ellas trabajan con objetivos anuales que contemplan los identificados en el Contrato Programa de los Hospitales. Anualmente se elabora una memoria de esta actividad en la que se manifiesta la acción desarrollada y la valoración del cumplimiento de los objetivos propuestos.
A continuación mostramos un análisis comparativo de las comisiones activas, de su composición y de su actividad en ambos Centros.

Se ha desarrollado actividad por parte de grupos de mejora orientados a la resolución de problemas concretos o al desarrollo de iniciativas específicas. A continuación se reflejan los grupos de mejora activos durante el año 2016:

La Gestión por Procesos Asistenciales Integrados (PAIs) se consolidó hace unos años como una línea estratégica de la organización, por lo que los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío tienen una amplia trayectoria en esta línea de trabajo.

G4 - PR 1

Hablar de seguridad del paciente es abordar el proceso por el cual una organización proporciona atención y cuidados seguros, lo que se manifiesta por la ausencia de lesiones accidentales atribuibles a los mismos. Igualmente, hablar de seguridad implica efectuar una gestión adecuada de riesgos, dotarnos de la capacidad para conocer y analizar los posibles incidentes que se produzcan, aprender de ellos y aplicar soluciones que minimicen el riesgo de su ocurrencia así como, buenas prácticas acordes con el conocimiento científico disponible, sensibles a los valores, expectativas y preferencias de los pacientes, vinculadas a la ausencia de eventos adversos y propiciadas por una adecuada organización asistencial.

G4 - PR3

Mediante el proceso de identificación de pacientes, los profesionales sanitarios y no sanitarios garantizarán la identificación y la verificación inequívoca de la persona (adulto e infantil), en cualquier ámbito asistencial en el que se desarrolle la actividad. La responsabilidad recae sobre los profesionales que tienen contacto directo en algún momento con los pacientes.