Memoria 2014

sumando++

Get Adobe Flash player

Hospital de referencia nacional para el manejo asistencial de enfermedad por el virus del Ébola


El 23 de marzo de 2014 la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó la notificación oficial de un brote de enfermedad por el virus del Ébola en el país africano de Guinea, tras lo cual, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía actualizaría el protocolo de vigilancia de las fiebres hemorrágicas.

No es hasta el 8 de agosto cuando la OMS declara que la epidemia constituía una 'emergencia de salud pública de importancia internacional' por lo que se elevó el nivel de alerta y durante dicho mes el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad elaboró un protocolo actualizado de actuación frente a casos sospechosos de enfermedad por el virus del Ébola y la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Andalucía adaptó el mismo para establecer los procedimientos de actuación generales que son desarrollados y adaptados a nuestros Centros para el manejo de casos sospechosos o confirmados de forma segura, estableciéndose los circuitos y el manejo del paciente y sus fómites, así como la edición de un vídeo de colocación y retirada de los equipos de protección personal necesarios en función de las actividades que tengan que desarrollar los profesionales sanitarios en el manejo de estos pacientes.

Durante los meses de septiembre y octubre se realizan sesiones de formación dirigidas a todo el personal, sanitario y no sanitario, de los centros asistenciales del SAS, que se denominó, por los servicios de apoyo, como "Formación general sobre la prevención frente a la enfermedad del virus del Ébola para los trabajadores de los centros asistenciales del SSPA". Un total de 35 sesiones en el HUVR donde se formaron a 4.640 profesionales y de 14 en el HUVM con 4.017 trabajadores formados. 

En el mes de octubre se designa al Hospital Universitario Virgen del Rocío por parte de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Andalucía como hospital de referencia a nivel autonómico y en diciembre se designa por parte del Ministerio, previa auditoría de instalaciones, recursos humanos y materiales y procedimientos de trabajo, como uno de los siete hospitales de referencia nacional para el manejo asistencial de casos en investigación o con confirmación de enfermedad por el virus del Ébola.

A lo largo del año 2014 se han realizado más de 50 talleres prácticos de formación avanzada para el personal de áreas asistenciales formándose a un total de 44 trabajadores con un rango de horas de formación de 35 a 64 horas/profesional y un total de 10 talleres prácticos de formación avanzada para el personal de laboratorios con un total de 7 profesionales formados y con un rango de horas de formación de 20 a 32 horas/profesional. Los talleres incluían tanto aspectos de prevención de riesgos laborales (seguridad y equipos de protección) como asistenciales (técnicas y protocolos asistenciales).

Esta formación ha permitido disponer, antes de finalizar el año, de un equipo multidisciplinar de 51 profesionales sanitarios de diferentes categorías y especialidades (médicos especialistas en enfermedades infecciosas, cuidados intensivos, microbiología, análisis clínicos así como personal de enfermería) y de profesionales no sanitarios (celadores, personal de limpieza) comprometido y con formación suficiente para garantizar la asistencia segura de casos en investigación o confirmados por este virus;  así como un equipo de formación compuesto por siete profesionales médicos y de enfermería del Servicio de Medicina Preventiva y de un especialista en Medicina del Trabajo.

Destacar el carácter voluntario de todo este equipo de profesionales, que ha sido clave para hacer frente a esta nueva crisis sanitaria. Profesionales que sabiendo el riesgo al que se exponían, una enfermedad transmisible y potencialmente letal, tuvieron la generosidad y el valor de dar un paso al frente y formar parte de este equipo.

A la par que se ha conseguido seleccionar y entrenar a un equipo profesional multidisciplinar se han realizado las diferentes medidas de acondicionamiento de estructuras tanto asistenciales como en las áreas de laboratorios necesarias para garantizar la seguridad laboral de los profesionales así como estableciendo los procedimientos de trabajo operativos para garantizar la bioseguridad de los profesionales potencialmente expuestos y la seguridad en el resto del centro.

Durante el mes de noviembre se realizó una simulación de activación del protocolo de actuación ante casos sospechosos de enfermedad por virus de Ébola en la que, tras la activación de la alerta desde un domicilio particular, se activaban tanto el protocolo de traslado y coordinación con el 061 como la recepción y transferencia del paciente en las dependencias destinadas para su asistencia, previamente garantizando la reubicación de pacientes y activación de circuitos para garantizar la seguridad en el centro.

En el mes de enero ingresó una paciente con sospecha de enfermedad por el virus Ebola. Durante cuatro días que permaneció ingresada en la habitación de aislamiento, el equipo Ebola realizó un trabajo ejemplar, cumpliendo los protocolos de seguridad y con la mayor discreción.

 Por todo ello, lo mejor de esta crisis sanitaria ha sido la creación y formación de este equipo voluntario de Ébola.