Memoria 2014

sumando++

Get Adobe Flash player

Segunda Opinión Médica

Cuando un paciente solicita una segunda opinión médica, un facultativo experto estudia la información procedente de su historia clínica y emite un informe que se envía directamente al solicitante, o a quien el paciente haya autorizado para actuar en su nombre.

Se puede solicitar una segunda opinión en el caso de enfermedades diagnosticadas como de pronóstico fatal, incurables, o que comprometen gravemente la calidad de vida del paciente, así como los tratamientos propuestos que conllevan un elevado riesgo vital.

Esta valoración la emiten facultativos especialistas pertenecientes al Sistema Sanitario Público de Andalucía, expertos en distintas áreas de conocimiento clínico, seleccionados por la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

El ejercicio del derecho está reconocido a los pacientes que sean ciudadanos españoles o extranjeros, con residencia en Andalucía, con aseguramiento a cargo del Sistema Sanitario Público de Andalucía, y que cumplan con ciertos requisitos. En determinadas circunstancias, este derecho puede ser ejercido por medio de un representante.

Las solicitudes se pueden realizar por los siguientes medios:

  • Oficina virtual Inters@s. Para pacientes que dispongan de certificado digital.
  • Utilizando el formulario oficial disponible en esta misma página o en cualquier centro dependiente de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y del SAS. Puede presentarse en cualquier centro sanitario o administrativo mencionado, o en centros dependientes de la Administración Pública.

En los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío (HUVM-VR) pueden presentarse en el Servicio de Atención a la Ciudadanía.

En 2014, se tramitaron 59 solicitudes de segunda opinión (27 en HUVM y  32 en HUVR) que han sido atendidas por especialistas de HUVM-VR por ser considerados referentes en la patología de que se trate.

Este derecho está reconocido en la Ley de Salud de Andalucía, Decreto 127/2003, de 13 de mayo