Memoria 2014

sumando++

Get Adobe Flash player

Ética e integridad

G4 - 56

fuente

Los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío mantienen un compromiso firme con la ética y la integridad humana que se ve reflejado cuando suscribe anualmente con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) su Contrato Programa. Todos los profesionales que trabajan en la sanidad pública aceptan con la rúbrica cada año de este Contrato, un compromiso con la salud de la ciudadanía andaluza y con el desarrollo individual y colectivo de la misma .

En consecuencia, este acuerdo laboral supone la regulación de los resultados en salud pública y sus garantías, toma al ciudadano y al paciente como centro del sistema sanitario y recala en su accesibilidad y seguridad, en la actividad asistencial, la cualificación profesional, así como la gestión clínica y de los servicios.

Nuestros hospitales universitarios están dirigidos hacia aspectos de innovación, modernización y calidad, bajo una gestión racional, socialmente responsable y eficiente de los recursos disponibles y en el marco de una estrategia imprescindible de sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Asimismo los principios éticos están presentes igualmente en la Misión, Visión y Valores de la organización y en el Título III del Estatuto Básico del Empleado Público donde se describe el Código de Conducta de los empleados públicos.

Los HUVM-VR siguiendo criterios de Responsabilidad Social han desarrollado durante el 2014  un Plan de Responsabilidad Social Corporativa, que atendiendo a una visión integral de la gestión de la organización traspasa el entorno clásico de la actividad y los costes, lo que se ha traducido en la implantación de un grupo de planes específicos de atención a los Grupos de Interés como son los planes de Acción Social, Atención al Profesional, Gestión ambiental y eficiencia energética, y de Comunicación, a los que se han sumado los nuevos Planes de Igualdad y Plan Integral de Calidad, que finalizarán en 2015.

Leer más: Ética e integridad